http://elespiritudelasplantaspruebas.blogspot.com.es/

lunes, 10 de diciembre de 2012

Orígenes del árbol de Navidad








Ya hemos entrado en una de las épocas más bonitas del año: la Navidad. Todos solemos celebrarlas principalmente con la familia y amigos, haciéndonos regalos y buenos deseos.

También adornamos nuestras casas, calles de las ciudades..., pero lo que no suele faltar en nuestros hogares, además del Belén es el árbol de Navidad. Aquí es tradicional montar, tanto el Belén como el árbol el día 8 de Diciembre; digamos que es el pistoletazo de salida para la Navidad.
Para ello, se utilizan tanto los abetos como los pinos, pero el origen de esta tradición no se sabe realmente cuál es, hay numerosas hipótesis.

 










Según la cultura celta, ellos pensaban que un árbol gigantesco sostenía el mundo, y cuando los primeros cristianos llegaron a estas tierras vieron cómo celebraban el nacimiento de uno de sus dioses, de nombre Frey, dios del sol y la fecundidad; para esto adornaban un gran árbol de hoja perenne, en unas fechas próximas a nuestra Navidad.

Cuentan que San Bonifacio, en Alemania, fué el primero en plantar un pino como símbolo del amor, que , como el pino que nunca pierde sus hojas así el amor infinito de Dios hacia nosotros es eterno.











También circulan muchas leyendas, hoy traigo una, muy hermosa:

Cuentan que un sacerdote muy bondadoso, que vivió hace 400 años en Alsacia, durante la noche de Navidad repartía entre los más pobres alimentos, ropas y dinero que iba recogiendo durante todo el año. Cierto día, mientras preparaba estos regalos para estas personas, miró al cielo, y vió tan hermosa la noche que pensó colgar estas dádivas de las ramas de un abeto que había junto a la iglesia.

Cuando fueron a recoger sus regalos fué tanta su alegría que comenzaron a cantar junto a él. Desde entonces, a partir de aquella idea siguió celebrándose esta fiesta bajo el árbol.

En España la costumbre de poner un árbol de Navidad adornado la trajo, en 1870 una señora rusa llamada Sofía Trubetzkoy, viuda del duque de Morny.












Cada adorno tiene su significado, por ejemplo:

La estrella que culmina el árbol: representa el amor y la fe que debemos mantener los cristianos. 
Recuerda a la estrella de Belén.

Las bolas: son los dones que Dios regala a los hombres.

Lazos: es la unión de las familias y personas que amamos alrededor del árbol.

Las velas o luces: la luz de Cristo que nos ilumina.

Sólo me queda decir que si es un árbol natural el que adornamos en nuestra casa, cuando terminen las fiestas, no lo olvidemos ni lo tiremos a la basura, es un ser vivo. Si no lo cuidamos en nuestro hogar hay asociaciones que los recogen y vuelven a plantarlos para que crezcan y vuelvan, quién sabe si en otra Navidad a sernos de utilidad dándonos otra vez alegría y felicidad.

  




5 comentarios:

  1. Muy entrañable entrada.
    Bonitas leyendas, desconocia algunas.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, tanto las explicación, como las postales y el puntazo de la flor en el ratón.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonita entrada, siempre aprendemos muchas cosas con tu blog. Las postales preciosas.

    ResponderEliminar
  4. gracias tambien por regalarnos esta historia sobre el arbol de navidad. me ha encantado el diseño de este blog , maravilloso

    ResponderEliminar