lunes, 25 de marzo de 2013

Incienso








Que nuestra ciudad en primavera tiene “un color especial” es sabido, pero además en estos días de Semana Santa también tiene “un olor especial”. Cualquiera que pasee por nuestras calles, además de ver una maravillosa exposición de arte y cultura popular, admirando los “pasos” creados por insignes imagineros, orfebres, bordadores etc, podrá notar el olor a incienso que invade todo.








Lo que quizás no sabemos es de dónde proviene, pues no hay que confundirlo con la planta Plectranthus Coleoides, vulgarmente le decimos incienso, por su olor muy parecido al auténtico, pero nada más lejos; el verdadero incienso es un árbol, Boswellia Sacra. De él se extrae la materia prima, su resina para el incienso natural.

Aunque originario de India es en la Península Arábiga donde actualmente se produce más, siendo la primavera su época de recolección. Al hacer una incisión en el árbol su savia sale, endureciéndose en forma de pequeñas piedrecitas en variados tonos amarillentos.












Desde muy antiguo se hace uso de él por todas las creencias religiosas: budismo, hinduísmo, judaísmo, islamismo, y cómo no, también el cristianismo. Ya según la Biblia cuando nació Jesús, los Reyes Magos le ofrecieron incienso como símbolo de su divinidad.

Pero además de los beneficios espirituales que tiene, pues facilita la meditación, concentración, crea un agradable ambiente atrayendo las energías positivas y purificando todo, tiene muchos usos farmacológicos. En forma de píldoras, cápsulas, cremas y aceites está muy indicado como:
  • Relajante muscular.
  • Calma el dolor de espalda.
  • Reuma.
  • Artritis.
  • Asma bronquial.
  • Colitis ulcerosa.
  • Previene arrugas.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Arterioesclerosis.
  • Trastornos inflamatorios.




Bien, pues ya conocemos algo más de este maravilloso árbol, que aunque de aspecto poco agradable guarda en su interior un verdadero tesoro para nuestro bienestar y salud, como tantas plantas.

CUIDEMOS LA NATURALEZA




4 comentarios:

  1. Muchisimas gracias por la información que no sabia, es muy interesante. Besos.

    ResponderEliminar
  2. nunienlanaturaleza.blogspot.com25 de marzo de 2013, 21:26

    Utilizamos las plantas y muchas veces no sabemos de dónde vienen. Me encanta el olor del incienso. Muy buena información. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Yo también lo llegue a confundir la planta.
    No sabia que el incienso proveniade un árbol.
    Gracias por la información.
    Siempre aprendemos contigo.

    ResponderEliminar
  4. Precioso el árbol y las flores.
    Uso el incienso, me encanta su olor.

    ResponderEliminar