jueves, 19 de abril de 2012

EL LIMONERO




Es uno de los árboles más conocidos, del que se aprovecha casi todo: su madera, muy apreciada en ebanistería, sus flores para hacer perfumes y como no, sus frutos.
Su nombre científico es: citrus limonum risso, pertenece a la familia de las rutáceas y es originario de Asia.




A su fruto, el limón, se le conoce como la fruta que cura. No debería faltar faltar en nuestras casas ya que posee un gran abanico de propiedades curativas.




El zumo del limón es uno de los mejores depuradores del hígado, mezclado con aceite de oliva ayuda a disolver las piedras de la vesícula.
También es bueno para combatir el colesterol y la hipertensión arterial ya que contiene un elevado nivel de potasio y bajo de sodio. Asimismo se utiliza para las afecciones de garganta por su acción antiséptica y es tan rico en vitamina c como la naranja.




Tradicionalmente el limón fué utilizado para combatir el escorbuto, enfermedad habitual entre los navegantes, que al no consumir alimentos frescos presentaban deficiencias de ésta vitamina.




Entre todos los cítricos, el limón es el que quizás ofrece más beneficios para la salud, y deberíamos acostumbrarnos a consumirlos diariamente bien sea en la cocina, aromatizando algunos platos o simplemente bebiendo su zumo, y como estamos próximos al buen tiempo, hoy os quiero explicar la fabricación de la limonada , una bebida natural y fresca muy recomendable en época de calor ya que quita la sed y de paso aprovechamos todas sus propiedades.
Sus ingredientes son:
4 limones.
1 taza de azúcar integral.
1 l. y medio de agua.
Se cortan los limones por la mitad. Los exprimimos y vertemos el jugo en una jarra. Se cuela y se añade el azúcar y el agua. Removemos bien y se deja enfriar.

3 comentarios:

  1. Me gusta mucho tu blog y tienes unas fotos muy bonitas

    ResponderEliminar
  2. Como me gusta tu entrada. Vivo el campo en directo y me entusiasma mucho.

    ResponderEliminar