domingo, 19 de mayo de 2013

Ricino







Desde hace algún tiempo vengo viendo en bastantes lugares cercanos a donde vivo (incluso al lado de un colegio), una planta que se está reproduciendo con bastante rapidez, me llamaba la atención por la vistosidad y brillantez de sus hojas y el color rojo intenso de sus frutos; indagando y preguntando he conseguido saber su nombre: ricino.

La verdad es que nunca la había visto, pero no me esperaba que fuera así, y como soy por naturaleza curiosa me puse a buscar información y así saber algo más sobre ella.

 


  


El ricino (ricinus communis) es un arbusto con origen en el África tropical, allí puede alcanzar una altura notable; ahora está extendido por todos los países de clima templado.

El conocimiento de esta planta viene de muy antiguo, primero como aceite para alumbrar y ya en Egipto, Grecia y Oriente la usaban en tratamientos para la piel y el cabello.

Tiene unas semillas muy tóxicas, de ahí que al enterarme de esto me extrañase que permitieran tenerlo justo a la entrada de un colegio. Como digo, estas semillas tienen una toxina llamada ricina, es de las más potentes que se conocen; sólo masticar unas pocas es suficiente para que nos produzcan gastroenteritis, deshidratación, nos daña el hígado y riñones y hasta la muerte.

 


 


Pero no todo va a ser negativo en esta planta porque gracias al proceso al que se someten las semillas se consigue el aceite de ricino, antes claro está se han eliminado todas las sustancias tóxicas y siendo totalmente apto para el consumo. Tiene un sabor desagradable, pero es muy eficaz como purgante y laxante, y seguro que de pequeños habremos visto en nuestras casas algún frasco con él.





 


Desde hace algún tiempo los laboratorios han sacado al mercado una serie de productos basados en este aceite que se utiliza en forma de lociones, champús, pomadas, jabones, etc, para el cuidado de las pieles secas, herpes, eczemas, ojeras, uñas, reforzador y alargador de pestañas (esto es muy novedoso), para el cuidado y salud de nuestro cabello... en fín, toda una serie de cosméticos a nuestro servicio.

Para finalizar algo muy importante: cuando este aceite se pone rancio hay que desecharlo pues se vuelve tóxico y peligroso.








5 comentarios:

  1. El aceite re ricino, de nefastos recuerdos de mi niñez.¿ Quién no ha tomado de pequeño una cucharada del "curatodo" aceite de ricino?

    ResponderEliminar
  2. Vistosa planta, no sabia que de ella se sacara el aceite de ricino,todos los dias se aprende algo nuevo.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonita planta, menos mal que al aceite le han dado un uso cosmético.

    ResponderEliminar
  4. nunienlanaturaleza.blogspot.com24 de mayo de 2013, 22:34

    Eso estaba malísimo, pero ahí nos cogian la nariz y a tragar,!eso niña para que te cures!. No conocía ese arbusto, es muy bonito.

    ResponderEliminar
  5. Yo ya conocìa esta planta pero no sabìa sobre lo venenosa, ya que mi abuela ocupaba las hojas verdes (higuerilla) para bajar la temperatura en los niños, èstas hojas las colocaba en las plantas de los pies, y con eso sesaba la temperatura.

    ResponderEliminar