lunes, 10 de junio de 2013

Carbón vegetal activado









Hace ya algún tiempo que quería hablar sobre el protagonista de nuestra entrada de hoy: el carbón vegetal activado. No sé si sabréis algo de él, pero yo no tuve conocimiento hasta que una homeópata me estuvo explicando sus grandes beneficios.

En primer lugar, este carbón no tiene nada que ver con el que, cuando éramos pequeños se usaba en nuestras casas para cocinar y para el brasero. Este que nos ocupa se obtiene principalmente de la cáscara del coco, después de un proceso especial de carbonización.
 



 


Está considerado como el mayor absorbente natural que existe y gran número de los problemas del aparato digestivo que padecemos los podemos mejorar notablemente con su ayuda. Se emplea para eliminar las bacterias, toxinas y gases nocivos para nuestro organismo, siendo un potente antiácido y depurativo.

Así pues enumeremos su uso en problemas como:
  • Calambres estomacales.
  • Ardores de estómago.
  • Gases.
  • Eructos.
  • Hinchazón abdominal.
  • Halitosis.
  • Diarreas.



 



También es un excelente antiveneno pues al tomarlo arrastra con él las toxinas evitando su paso a la sangre. Se presenta en cápsulas, perlas y polvo, siendo esta última presentación la más indicada. La forma de tomarlo es con abundante agua y fuera de las comidas, y no se le conocen contraindicaciones ni efectos secundarios, aunque no se debe estar mucho tiempo tomándolo o, al menos espaciarlo. En la actualidad se está investigando su eficacia en la desintoxicación del tabaco, alcohol o drogas.

 





1 comentario:

  1. Siempre nos informas de cosas interesantes y útiles.
    ¡Gracias!

    ResponderEliminar